lunes, 7 de noviembre de 2016

Lucca Comics & Games

Y ha pasado Lucca Comics! Inolvidable aventura haber podido estar en el festival, no solo como visitante sino como expositor. Un bello lugar en una bella ciudad. Sin duda quiero repetir, ojalá como expositor otra vez, aunque eso el tiempo lo dirá...
Que decir de esta experiencia? De esta fiesta? Claro, porque no es solo un festival de muestras, donde se puede ver todo (?) lo que se publica en italia a nivel de cómics, desde el cómic de autor hasta el cómic norteamericano, cientos y cientos de ejemplares allí, al alcanze de la mano y a la vista de los ojos que no pueden resistir ver tantas cosas buenas juntas. A la par que están las publicaciones se pueden ver originales de diseñadores tales como Alex Roos por ejemplo, o asistir a una conferencia de Milo Manara o del mismísimo Frank Miller. Pero también, podemos conocer otros dibujantes y escritores italianos, menos conocidos, pero no por ellos menos buenos.
Los estands de editores en el centro de la ciudad se dan cita con el evento Cosplay, una especie de concurso de disfraces de videojuegos y no solo al que asisten miles de personas disfrazadas y que te puedes cruzar en todo momento por las calles de Lucca, desde los más clásicos hasta los más inverosímiles disfrazes que sorprenden por su cuidada elaboración.
Qué más hay en Lucca? mucha gente, escenario de conciertos, estands de merchandising, espectáculos en la calle, más gente, naturaleza circundante fuera de las murallas de la ciudad, etc...
Pero como decía, el festival es una fiesta, donde se congregan miles de personas, aficionadas al cómic y otras no tanto, pero que van a disfrutar de la magnitud del evento.
A mi, ademas de disfrutar de todo esto, me ha servido para ver todo lo que se hace a nivel de cómics, un espectro muy amplio, que me hace pensar que para lograr entrar en este mercado solo hace falta un proyecto y desarrollarlo lo necesario para que sea creíble y cobre vida propia. No hay límites de estilo, ni de dimensiones, ni de contenidos. El límite lo ponemos nosotros y nuestra imaginación. Todo es posible y quizás solo hace falta creer. Creer que podemos hacerlo, creer en nuestras ideas y darles fuerza hacia adelante.