lunes, 28 de marzo de 2016

preparando la expo y el desvanecimiento de pintar a lo Enki Bilal

  La gente del centro cultural Euskal Etxea Barcelona me ha ofrecido la posibilidad de exponer mis ilustraciones-dibujos a manera de cierre del ciclo de prácticas. Y como no, la preparación está siendo otra búsqueda por mi parte...
Esta vez no tanto por el qué, que ya lo tengo bastante claro pues desde hace un tiempo estoy interesado en ilustrar cosas de la realidad, noticias, información, opinión mía o de otro, y cosas por el estilo. Entonces el qué lo tengo un poco más claro. Pero el problema está siendo ahora el cómo. Esto me está llevando a hacer pruebas entre unos materiales y otros. En un principio creía que recurriendo a los lápices de colores podría resolver todas las situaciones, pues es una técnica que me agrada y que ya he utilizado anteriormente con resultados satisfactorios. Pero, ahora que llevo dos láminas acabadas me estoy planteando que esa no es la técnica que debería utilizar como definitiva, o al menos para continuar con los trabajos. Quizá es una técnica que me agrada porque se pinta dibujando, es decir, puedes aplicar color a la vez que dibujas la línea, dando volúmen o dando detalles, y para esto es genial. Ahora el problema que me encuentro es que es una técnica muy lenta, y que no se adecúa a la productividad que me interesa desarrollar, entendiendo la productividad en el sentido de que me interesa transmitir una idea de forma más o menos rápida e ir a por otra. En el día a día no podría utilizar esta técnica con la suficiente eficiencia pues aunque los trabajos ganan en plasticidad y artesanía conllevan dedicarle muchas horas a una sola ilustración y para los fines que me interesan ahora no podría permitirmelo.
  Como quería o pensaba que la forma de preparar las láminas, de 50 x 65 cmts, debía ser utilizando algún tipo de material de este tipo, he estado haciendo algunas pruebas con acuarela, con pasteles y hasta con acrílicos. La acuarela está bien, se pueden obtener cosas delicadas, pero me gustaría usar un lenguaje un poco más potente en este caso, y para lograrlo con acuarela se requiere bastante experiencia en el uso de esta técnica, pienso que si pudiera hacerlo como Sagar Fornies, por ejemplo, eso estaría solucionado, pero no cualquiera puede hacerlo así y no es mi caso.
Descartada la acuarela he probado con pasteles. Están bien los pasteles pero para el tipo de ilustración que voy a hacer no podría hacer muchos detalles ya que por su tamaño los pasteles necesitan de gran espacio para poder afinar en detalles. Acrílicos, los acrílicos son relativamente fáciles de usar, permitiendo correciones y un secado rápido, me gusta utilizar espátula con el acrílico y ver como la mancha de color va tapando a la vez que dejando ver alguna porosidad del papel, pero también es una técnica que requiere tiempo, hay que dibujar y pintar con el pincel, repasar para lograr uniformidad en la materia del color, para que no se vea el arrastre en un lado o el otro...por tanto lo he descartado también... Por estas razones mis fantasías de colorear al estilo Enki Bilal se han ido desvaneciendo poco a poco, hasta dejarme ver que la única salida viable era otra...dado los tiempos para presentar la expo y el escaso tiempo para la experimentación.



  Por último he visto claramente que la técnica que mejor se adapta a el tipo de ilustración que quiero hacer es la combinación del dibujo a lápiz o tinta con la pintura digital. La que vengo haciendo ultimamente. De esta forma puedo recrearme con el lápiz y luego escáner mediante, colorear en photoshop o en illustrator. Con todas las ventajas que ello ofrece. Correcciones ilimitadas, velocidad de la luz a un click para dar color, seguridad de no estropear el dibujo nunca, cambiar de tamaño de la imágen las veces que quiera, etc...aunque esto me signifique los gastos de impresión a color y en un tamaño más grande de lo normal...

Al parecer esta vez han triunfado las fuerzas digitales sobre las tradicionales.
Espero que vuelva a tener otra oportunidad de darle un giro a esta solución y tener la oportunidad de experimentar y ensuciarme los dedos y las manos con empastes de color y quedar a gusto con los resultados...