jueves, 31 de marzo de 2016

Miguel Gallardo 2- (Graf 2016)

  En la pasada edición de Graf 2016 tuve la suerte de asistir a la charla que dió Miguel Gallardo. Para no perder detalles de su conversación saqué algunos apuntes que son los que transcribo a continuación, sin demasiada narrativa sino solo a traves de ideas principales. Gallardo habló un poco sobre sus inicios como dibujante, sobre lo que significa ser dibujante hoy y siempre, sobre cómo depuró su estilo, sobre las barreras que derribó como dibujante y sobre el mercado de la ilustración actual. Cosas sin duda que a todos los que comenzamos en este mundo nos interesa saber...así que desde aquí un agradecimiento por tan buena exposición.

  Dice Gallardo que dibujaba fatal y su escuela fué la práctica y la experiencia de trabajo, ya que no tuvo formación académica. Bebió del cómic americano underground, de dibujantes como Segar, creador de Popeye, y de otros dibujantes del New Yorker, asi como tambien de la escuela bruguera.
De lo que se trata es de demostrar que eres bueno, sorprender, enamorar, que es lo que todos queremos, dice Gallardo.
A partir del cómic de la guerra, "Un largo silencio" 1997, comenzó a depurarse hasta llegar a María.
Cómo consiguió Gallardo esta depuración? pues nos dice que dibujando en todas partes se pierde el miedo a equivocarse, a que no te respeten...es superar la carrera contra uno mismo, es toda la carrera. Dibujar en cualquier sitio con un boligrafo lo hizo depurar todo.
Dibujar bien? El dibujo es una forma de comunicación y pensamiento. Con respecto a qué modelo no sabes dibujar? Ahí está la barrera del miedo. Se debe disfrutar de narrar. Dibujar es el primer lenguaje que tuvimos, en las cavernas.
A veces resulta más interesante el dibujo de alguien que no dibujaba...
Gallardo dice que aún tenemos formas rancias y atrasadas de representar cosas, por ejemplo, el capitalista de chistera...cómo sería una representación actual?
Sobre el trabajo dice Gallardo "si me aburro la he pifiado". Un trabajo mal pagado, chungo, puede ser una oprtunidad de crear o explorar algo nuevo.
El mundo editorial está quemado, cerrado y mal pagado (prensa, libros, libros de texto...). Hay que buscar otros abrevaderos y dejar de buscar todos como en un embudo en un sitio donde no cabe más gente. Sigue saliendo gente de las escuelas a un mercado que ya no existe.
Ahora hay que ir y ofrecer. No está todo inventado y es un momento de crísis que puede ser bueno para las neuronas.
  El mundo digital comienza. Hay campo, está el mercado de las app para que el dibujante se desarrolle.
Volviendo al cómic y a la temática, cualquier tema es susceptible de hacer un cómic o un libro. La edad por ejemplo, una etapa, etc.
Y para concluir ya Gallardo comenta sobre las tareas de vendedor del dibujante. Dice que hay que dedicar tiempo a vender un libro, pues una vez que pasa el tiempo de la novedad el libro queda en un estante, donde ni siquiera se ve su tapa, queda de canto...y así es muy difícil que un libro se venda.

  Bueno, hasta aquí las notas sobre la charla, sé que ha sido muy breve, y que quizá deje gusto a poco y de lo poco salteado, pero de alguna manera son apuntes rápidos y valiosos sobre temas que interesan a los que intentamos abrirnos camino en una profesión bella pero en la que hay que tener suerte (y creer en), a más de trabajar, para poder vivir de ella.